Carpetas y registradores

Los artículos para resguardar diversas hojas, con carácter de importantes, en la oficina y la escuela.

Carpetas o registradores para uso en oficina

El propósito de ambos es el mismo, unir y resguardar papeles sueltos, archivándolos apropiadamente. La gran diferencia es método de guardado y los elementos que necesitas para hacerlo.

Registradora Lefort para contabilidad.

La carpeta clásica de uso en contabilidad, es la registradora o Lefort, tamaño carta, de color verde marmoleado en su exterior. Actualmente se pueden adquirir en diversos colores sólidos. Dependiendo de la marca, se incluye un ojillo en el lomo. Usa un enorme herraje con forma de U invertida, con palanca; montado en un lomo de 3″ de ancho, lo que permite archivar, gran cantidad de papeles. Necesita que las hojas a guardarse, se hagan un par de agujeros separados con una perforadora estándar de dos agujeros. Sólo hay cuatro tamaños, carta, oficio, esquela y memorándum.

Carpetas de tres arillos.

Este tipo de carpetas las conocemos desde la escuela, con carpetas escolares que llevan cubiertas o decorados. Para su uso en oficina, estas carpetas son de colores sólidos, preferentemente negro o blanco. Llevan herrajes de tres arillos en forma de O o D, estos herrajes tienen diferentes anchos, de manera que la carpeta se adecua a la cantidad de papeles que puede admitir. El ancho de estas carpetas se encuentra en pulgadas y van desde 1/2″ hasta 5″. Para resguardar los papeles, se necesita una perforadora para tres orificios.

Además de carpetas y registradoras, en nuestra web puedes encontrar: